Escobar Juan Carlos c/ Cooperativa de Trabajo Horizonte Ltda. y otro


Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo
Sala/Juzgado: VI
Fecha: 29-may-03

 

Fallo:

EL DOCTOR HORACIO HECTOR DE LA FUENTE DIJO:

I.- La parte actora apela la sentencia de primera instancia a fs. 471. Asimismo a fs. 468 se agravia el perito contador.

II.- El a quo rechazó la demanda entablada al considerar que la accionada es una sociedad cooperativa genuina, en cuyo funcionamiento y constitución no ha mediado fraude e irregularidad que desnaturalice sus fines.

Fundó su decisión en el análisis de la prueba arrimada a la causa, de la que surge en forma clara que la cooperativa se encuentra regularmente constituída, que Escobar ingresó voluntariamente a la misma, precedido de cada uno de los trámites formales para su regularización como socio y que su actividad estaba encuadrada en el objeto de la sociedad, que a su vez mantenía un contacto lícito y regular con la empresa Metrogas S.A.

Desde tal perspectiva consideró el sentenciante que no quedó probado la simulación que pudiera encubrir a un contrato de trabajo entre el Sr. Escobar y la Cooperativa de trabajo Horizonte Ltda.

El recurrente, por su parte, se limitó a disentir con la decisión judicial sin impugnar, en los términos del art. 116 LO  , los fundamentos de la sentencia. Incluso la cita jurisprudencial que invoca el recurrente no guarda relación con la situación de hecho que se discute en este caso.

Por lo expuesto considero que el recurso interpuesto debe ser declarado desierto, por lo que propicio se confirme lo decidido en origen.

III.- Se agravia el perito contador porque considera reducidos los honorarios que le fueron regulados.

Teniendo en cuenta el mérito y eficacia de la labor realizada, valor económico del litigio y pautas arancelarias de aplicación considero que los honorarios regulados resultan equitativos por lo que propicio sean mantenidos.

IV.- Costas de alzada a cargo de la parte actora. Regúlense los honorarios de los letrados firmantes a fs. 471 y fs.475 en un 25% y 30% de lo que a cada uno le corresponde percibir por su labor en la anterior etapa.

 

EL DOCTOR RODOLFO ERNESTO CAPON FILAS DIJO:

I.- La apelación de la actora debe resolverse:

A.Marco referencial

1.- La decisión meramente formal, utilizada por la doctrina tradicional, se queda en la superficie del Derecho sin ahondar en las profundidades del caso concreto, constituido no sólo por normas sino también por realidades, valores y conducta transformadora, como expresa la Teoría Sistemática del derecho Social, de acuerdo a la cual el Derecho (d) es un conjunto, integrado por dos entradas, la realidad ® y los valores (v) y dos salidas, las normas (n) y la conducta transformadora (t), pudiendo formularse: d = (r + v) + (n + t).

Como bien han enseñado Carlos Cossio, Werner Goldschmidt, Miguel Herrera Figueroa, Miguel Reale, el positivismo jurídico, al no cuestionar la realidad desde los valores, convalida injusticias y desaciertos, cayendo en la soberbia de ciertos filósofos que pretenden explicar todas las apariencias con pocos principios, conducta agudamente denunciada por Adam Smith (cr. "Los sentimientos morales", edición en inglés revisada por D. D. Raphael, Oxford Press, 1975, pág. 299). Por otra parte, bueno es recordar que el positivismo legalizó los crímenes condenados en los Tribunales de Núremberg (cr. Ray D’Addario y Klaus Kastner, "Der Núrnberg Prozess", Hofmann. Núremberg, 1994), Tokio, Bosnia. Por ambas razones, debe ser dejado de lado y archivado en los museos de la Historia, junto con la rueca de nuestras abuelas y el arado de mancera.

2.- En una especie de suma positiva (1 + 1 = 2), las relaciones laborales se basan en el respeto mutuo, en la buena fe y en el sentido común, guardando en los archivos de la historia, junto con el arado de mancera y las ruecas de nuestras abuelas, el autoritarismo empresario, operación de resultado negativo (1 – 1 = 0), en que la ventaja de uno se logra por la desventaja del otro. Como expresa Amartya K.Sen, Premio Nobel de Economía 1998, "El asunto se vuelve particularmente relevante cuando se examina la posibilidad de tener un sistema moral sustantivo que dé absoluta prioridad a ciertas restricciones relacionadas con los derechos. En tal sistema, los derechos imponen restricciones que no pueden ser relajadas y que tienen el efecto de excluir ciertas alternativas. Las personas han de obedecer tales restricciones, no importan qué otras cosas puedan o no hacer" ("Bienestar, justicia y mercado", Paidós, Barcelona, 1997, pág. 102).

3.- Los Derechos Humanos, como expresan la doctrina alemana (cr. Martín Kriele, "Einfúhrung in die Staatslehre", Rowchlt, Hamburgo, 1975, Parte II, Cap. 3) y la portuguesa (cr. Jorge Reis Novais, "Contributo para una Teoría do Estado de Direito", Coimbra, 1987, cap. III. 2.1.; José Abrantes, "Direito do Trabalho, Ensaios", Cosmos, Lisboa, 1995, pág. 35) irradian su eficacia no sólo sobre el Estado sino también sobre la sociedad civil y las empresas hasta tal punto que "el principal papel del Juez reside en su independencia para velar las libertades públicas y acrecentar el respeto por los derechos Humanos porque el Poder Judicial tiene un compromiso histórico y moral con la preservación de la dignidad del hombre" (Benedito Calheiros Bomfim, "A Crise do Direito e do judiciario", Destaque, Río de Janeiro, 1999, pág. 71).

En un mundo conflictivo como el actual, en el que incluso ciertas agencias del estado agreden los derechos sociales, lo que haría enrojecer de vergüenza ajena a Hegel quien afirmara que el Estado expresa la Etica, cabe tener en cuenta la doctrina de las Naciones Unidas en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena, 14 a 25 de junio de 1993): "Todos los derechos humanos tienen su origen en la dignidad y el valor de la persona humana.Esta es el sujeto central de los derechos humanos y las libertades fundamentales, por lo que debe ser el principal beneficio de esos derechos y libertades". De allí "la responsabilidad de todos los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, de fomentar y propiciar el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción alguna por motivos de raza, sexo, idioma o religión, y crear condiciones bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto de las obligaciones emanadas de los tratados y otras fuentes del derecho internacional, promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, practicar la tolerancia y convivir en paz como buenos vecinos y emplear un mecanismo internacional para promover el progreso económico y social de todos los pueblos" formas de discriminación y violencia a que siguen expuestas las mujeres en todo el mundo. Exige "que todos los pueblos del mundo y todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas emprendan con renovado impulso la tarea global de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales para garantizar el disfrute pleno y universal de esos derechos". "cada Estado debe prever un marco de recursos eficaces para reparar las infracciones o violaciones de los derechos humanos. La administración de justicia, en particular los organismos encargados de hacer cumplir la ley y del enjuiciamiento así como un poder judicial y una abogacía independientes, en plena conformidad con las normas contenidas en los instrumentos internacionales de derechos humanos, son de importancia decisiva para la cabal realización de los derechos humanos sin discriminación alguna y resultan indispensables en los procesos de democratización y desarrollo sostenible&quot
;.

Este compromiso judicial, ético en sus raíces, se normativiza a partir de la directiva constitucional expresada en el art. 14 y en el 14 bis de la Constitución vigente. Como los documentos de Derechos Humanos enumerados en la Constitución Nacional art. 75, inc.22  , son superiores a las leyes, ya no se puede prescindir de ellos en la solución de los casos concretos, con el agregado que la prescindencia puede originar responsabilidad internacional del estado Argentino (CS, Méndez Valles, Fernando c/ A. M. Pescio SCA"  , 26.12.1995). Del mismo modo, la Declaración Sociolaboral del Mercosur, por emanar del Tratado de Asunción, es superior a las leyes (C.N., art. 75, inc. 24).

Los instrumentos indicados, basados en la esencia del hombre, buscan la dignificación del trabajador como parte hiposuficiente de la relación laboral. De ahí que todo lo referente a las indemnizaciones han de considerarse como elemento axiológico y no como componente económico de los costos.

La dignidad del hombre, fuerza que surge de su naturaleza y se expande a todos los componentes de la sociedad civil, se ha expresado en la Carta Internacional de derechos humanos, especialmente en la Declaración Universal de derechos humanos (art. 1) y en el Pacto Internacional de derechos económicos, sociales y culturales (art. 3). También en la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (Preámbulo).

4.- Quienes se encierran en las fronteras nacionales para juzgar y decidir mientras las mismas son ultra-pasadas por la información y la circulación electrónica del dinero, semejan peces en una pecera que confunden su pequeño medio ambiente con el avasallante mar. Uno de los grandes pensadores latinoamericanos, Pedro Casaldáliga, afirma: "es importante que sepamos mirar más allá de la propia frontera. Vivir así, más ecuménica, más católicamente (en el pleno sentido de la palabra) nos hace mucho bien, hasta para la propia esperanza. Hay que saltar por encima de las propias fronteras y buscar los intercambios, los contactos. Colectivizarnos, colectivizar lo que tenemos, las aspiraciones, los conflictos, las producciones, los programas" ("El vuelo del Quetzal", colección Maíz nuestro, Bogotá, 1988, pág. 132), en este caso las sentencias que, en un mundo global, adquieren una dimensión planetaria.Llegado el caso, deben ser comunicada a los orga nismos internacionales relacionados con el tema que se resuelve. Avanzando en la propuesta, como no existe un Sitio Web específico del Poder Judicial al que remitir sentencias, cabe remitir copia de ésta sentencia a Sitios Web argentinos, reconocidos y utilizados tanto nacional como internacionalmente: el del Grupo de Estudios de Derecho Social (www.derechosocial.com), el del Equipo Federal del Trabajo (www.eft.com.ar), el de la Asociación de Abogados de Buenos Aires (www.aaba.org.ar), el del Observatorio del Mercosur (www.observatorio.net). Del mismo modo, cabe enviar copia de esta sentencia al Sitio Web oficial del Mercosur (www.mercosur.org.uy/pagina1esp.htm). Cabe recordar que "Nadie es una isla completa en sí misma. Cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra. La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la Humanidad. Por lo tanto nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti" John Donne (1571-1631). Así como los hombres no son islas, tampoco lo son los países. Por eso, dado que todo juez vive en el mundo, debe comunicar su decisión al mundo, mediante los medios protocolares del caso y también mediante Internet, con lo cual la tecnología se pone al servicio no sólo de los intereses económicos sino también al servicio de la Justicia. Así procede la Corte Suprema: "El mundo global determina la exigencia de publicar los fallos de la Corte Suprema en Internet, a fin de cumplir con eficacia el principio republicano de publicidad de los actos de gobierno" (Cristina Carjuzaa, Secretaria de Jurisprudencia de la Corte, "Los fallos de la Corte y la jurisprudencia, ahora en Internet", en "Clarín 10.07.2001). Si se contradijere esta tesis, sosteniendo que no existe norma que ordene tal comunicación, cabe contestar que no existe alguna que la prohiba. Sentado ello, rige una que la posibilita: ya que el art. 155 del decreto ley 18.345  declara aplicable el art.164  del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación que indica que las sentencias pueden ser dadas a publicidad, salvo que por la naturaleza del juicio o razones de decoro aconsejaren la reserva (CPCCN, art. 164: "Las sentencias de cualquier instancia podrán ser dadas a publicidad, salvo que, por la naturaleza del juicio, razones de decoro aconsejaren su reserva, en cuyo caso así se declarará. Si afectare la intimidad de las partes o de terceros, los nombres de éstos serán eliminados de las copias para la publicidad").

La remisión es hominizadora: en un eón signado por el desánimo, por el descrédito del Poder Judicial, por el sitio económico en que el pueblo argentino ha sido codificado como rehén de los grandes capitales, una sentencia librada al mundo informático tal vez ayude a alguien a tener esperanzas de que todo puede transformarse porque algo ya se ha transformado. "Se puede pensar con razón que el porvenir de la humanidad está en manos de quienes sepan brindar a las nuevas generaciones razones para vivir y para esperar" (Concilio Vaticano II, Constitución "Gaudium et Spes", pár. 31). Proceder de este modo evitará que tengan razón los grafitti que suelen aparecer en las universidades: "Profesores, sois viejos. Vuestra cultura también".

Las sentencias en Internet permiten formar una Base de Datos mucho más amplia que la mera reseña de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo o las que se publican en las revistas especializadas. Esa Base asfalta el camino del Derecho porque el buscador accede a un amplio fragmento del universo, así como el consumidor puede conocer las empresas que no cumple los derechos sociales, consolidándose así la tendencia mundial hacia los Códigos de Conducta (cr. "Digesto Práctico La Ley, Derecho colectivo de trabajo", tomo I, pág.2603).

Este tema, expuesto en mi ponencia ante el Foro Mundial de Jueces, parte integrante del II Foro Social Mundial (Porto Alegre, 2002), en que compartiera el panel con el juez español Baltasar Garzón y con María do Ceu Silva Monteiro, integrante del Superior Tribunal de Guinea-Bissau, fue inmediatamente aceptado por los magistrados presentes, de más de 20 países, quienes entregaron sus direcciones de correo electrónico para informar y estar informados.

B. Datos (realidad) ( r)

1.- En la demanda el actor sostiene que la relación con la cooperativa de trabajo demandada ha sido fraudulenta. Afirma haber ingresado a trabajar para la Cooperativa de Trabajo Horizonte Ltda. el 13.02.1997, como distribuidor de correspondencia, cumpliendo tareas para Metrogas S.A. con un salario mensual de $600.

2.- La Cooperativa de trabajo Horizonte Limitada niega la relación laboral y sostiene que el actor integró la entidad como socio cooperativista.

3.- Metrogas S.A. contesta la demanda, negando la relación laboral. Sostiene que contrato con la Cooperativa de trabajo Horizonte Limitada el servicio de distribución de facturas y lectura de medidores destinados a sus clientes en la zona de Capital Federal.

4.- El señor Juez "a-quo" considera que siendo el actor integrante de una cooperativa de trabajo, no ha existido relación laboral con las demandadas, por lo que rechaza la demanda.

Dado el resultado obtenido, no se pronuncia respecto de la solidaridad invocada en la demanda.

C.Valores (v)

En este caso se hallan comprometidos los siguientes Derechos Humanos:

1. a un orden social justo

Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 28

2. a condiciones dignas de trabajo

Declaración
Universal de Derechos Humanos, art. 23

3. a la dignidad del hombre

Pacto Internacional de derechos Civiles y Políticos, art. 23

4. a la indiscriminación

Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre, art. 12

Declaración Universal de Derechos Humanos, art. 2, 10, 12

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, art.7

Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, 2, 26

Pacto de San José de Costa Rica sobre Derechos Humanos, art. 24.

D.Menú normativo (n)

a.Normas constitucionales

en el presente caso se hallan comprometidas las siguientes directivas:

Derecho a condiciones dignas y equitativas de trabajo (CN art. 14 bis) 

Derecho a la propiedad privada (art. 17) 

b.Normas supra-legales

Convenio 111 de la OIT

Declaración Sociolaboral del Mercosur, art. 1

c.Normas legales

En el presente caso se hallan comprometidas las siguientes: Relación de empleo por tiempo in/determinado (RCT art. 90)  Sanción del fraude laboral (RCT art. 14)

E.Decisión como conducta transformadora (t)

a.Estructura de la cooperativa de trabajo

1.- La cooperativa de trabajo, como figura del trabajo autogestionado, evita la dicotomía entre empleador y trabajadores. Por esa Ramón, ya en 1980 la propuse como síntesis dialéctica del Derecho del Trabajo, finalizando con su exposición la primera versión de la Teoría Sistémica del Derecho Social (cr. Derecho laboral, Platense, La Plata, 1980, tomo II, cap. XIV).

2.- Interesa promocionar la cooperativa de servicios porque puede brindar tareas valiosas, entre otras, la docencia, la investigación, la atención de la salud, el transporte, organizar y concretar adelante experiencias importantes como las agrupadas en el Sector de Economía del Trabajo en Chile, Colombia, Israel, Suecia. En tales muestras, las cooperativas son verdaderas empresas y como tal afrontan el riesgo del mercado.

3.- Sin embargo, demostrando el acierto del adagio romano "corrptio optimi, pessima", ciertas cooperativas formales son in re ipsa fraudulentas porque prestan servicios en terceras empresas, reemplazando a los trabajadores que las mismas debieran incorporar y aligerando de ese modo los costos de producción. Lo que era una síntesis del problema, se presenta como un nuevo modo de explotación capitalista.Ya no se trata de servicios en propias empresas sino de tareas en empresas ajenas.

Este proceder es perseguido por el decreto 2015/94 (BO 16.11.94) y la resolución 1510/94 INAC, normas que, en una situación de fraude objetivo, enmarcan una solución razonable. Tales directivas han sido receptadas en la ley 25.250 (B.O. 02.06.2000) art. 4 in fine) que, si bien no es aplicable retroactivamente, demuestra que la mencionada construcción normativa ha sido receptada societalmente.

Como enseñara Aristóteles, la economía se halla subordinada a la ética y a la política, dentro de la cual el derecho es un elemento estructural buscando la mejor calidad de vida para todos, no sólo para algunos privilegiados (cr. Etica a Nicómaco, I, 1 a 5). Por ello, de acuerdo a Amartya Sen, Premio Nobel de economía 1998, "no existe justificación alguna para disociar el estudio de la economía de la política y de la ética" (cr. Sobre Etica y Economía, Alianza, Madrid, 1999, pág. 25), obviamente tampoco del Derecho. En esa misma directriz, recuerda Max Ernst Mayer en su clásica obra, Normas jurídicas y normas de cultura, que el Derecho recepta, en un momento determinado, las conductas exigibles por las normas culturales vigentes (Hammurabi, Bs. As., 2001, pág. 17) que ahí que haga falta una concepción de vida basada en un "sentimiento de humanidad, que otorgue a cada ordenamiento normativo el sentido del derecho" (Filosofía del Derecho, en op. cit. pág. 34, nota 38). Ese "sentimiento de humanidad" exige que las cooperativas de trabajo no se presten al fraude laboral.

b.Trabajo en empresa ajena

1.- Cuando una cooperativa de trabajo presta servicios en terceras empresas y no en sus propias estructurales, se comporta como una empresa capitalista que brinda trabajadores a terceros, integrando el ritmo de producción ajeno. De ahí que, objetivamente, se manifiesta una situación de fraude, ocultando la relación laboral a través del disfraz cooperativo o, en términos normativos, "aparentando normas contractuales no laborales" (RCT art.14).

2.- En este caso, las tareas del actor como distribuidor de facturas fueron recibidas por Metrogas S.A., actuando la cooperativa demandada como mera proveedora de trabajadores. A tal punto es así, que la misma Metrogas S.A., al contestar la demanda, sostiene haber contratado con la cooperativa las tareas de distribución de facturas y lectura de medidores, con lo cual meridianamente reconoce que las mismas integraban su menú operativo.

c.Conclusión sobre la relación de empleo de la actora

1.- Como todo el mundo sabe, Metrogas S.A. no puede funcionar sin la distribución de las facturas y sin la lectura de los medidores de sus clientes. Estas tareas, si bien no integran la esencia de sus funciones estructurales, configuran su existencia a tal grado que sin ellas aquéllas no funciona o funciona deficientemente.

Por ello, cabe concluir que la relación que se valora en autos ha sido entablada entre el actor y Metrogas S.A. Cuando ésta, externalizó los servicios de distribución de correspondencia y lectura de medidores simplemente cometió un fraude legal.

d.Elementos vinculados a la relación de empleo

Descripta la conclusión de que el actor estaba relacionado Metrogas S.A. y que la Cooperativa de Trabajo Horizonte Limitada simplemente fue "proveedora de mano de obra" (RCT art. 29) cabe resolver varios elementos del tema: ingreso y egreso de la actora, salarios, procedencia del auto-despido.

d.1.Ingreso de la actora

El mismo debe datarse en el 13.02.1997, como surge de la pericial contable.

d.2.Egreso de la actora

Por haberse considerado despedida el 04.10.1999, en esa fecha debe datarse el egreso.

d.3.Vacaciones adeudadas

1.La actora reclama las vacaciones no gozadas de 1998 y las proporcionales de 1999, por un total de $599,16. De acuerdo a la pericia, no han sido pagadas.

d.4.Sueldos anuales complementarios reclamados

1.La actora reclama los aguinaldos de 1998 y 1999, por un total de $1.230,00.Los mismos no han sido pagados, de acuerdo al informe contable.

d.5.Indemnización por extinción

De acuerdo a lo descripto el auto/despido de escobar ha sido justificado porque se le desconoce la relación laboral. Esa negativa es lo suficientemente injuriosa como para impedir continuar la relación ya que si el accionado desconoce la naturaleza de la vinculación, carece de sentido que el actor insista en su pretensión. Como la relación ha comenzado en febrero de 1997 y ha finalizado en octubre de 1999, la indemnización por despido ha de calcularse sobre 3 períodos, considerando como mejor remuneración la del mes de octubre de 1998 de $615,00. Siendo prospera por la suma de $1.845,00.

d.6.Preaviso y S.A.C. sobre preaviso

Corresponde la inclusión en la condena de ambos rubros por la suma de $666,25.

d.7.Salario del mes de agosto de 1999

Las accionadas no demostraron haber abonado el sueldo de este mes, por lo que debe adicionarse a la condena por este concepto la suma de $615,00.

d.8.Sueldo de septiembre de 1999 e Integración del mes de despido

Cabe integrar a la condena por este reclamo la suma de $615,00.

d.9.Horas extraordinarias

Como no se ha demostrado suficientemente en autos el trabajo realizado en tiempo suplementario por el actor, debe rechazarse su reclamo por improcedente.

d.10.Indemnización de la ley 24.013 

No corresponde la indemnización del art. 15 de la L.N.E. porque la intimación a regularizar la relación laboral no cumplimentó debidamente los requisitos del art.11 en cuanto las condiciones verídicas que debe contener la intimación dirigida al empleador, desde que denuncio un haber mayor al realmente percibido (ver envío de telegrama letra C en sobre de prueba agregado al expediente).

d.11.Indemnización de la Ley 25.323 

Dado que la norma cuya aplicación se pretende fue sancionada con posterioridad al distracto no resulta procedente incluir en la condena ambas indemnizaciones, tal como se solicita en la demanda.

f.Solidaridad que recae sobre la cooperativa

Teniendo en cuenta RCT art. 29, la cooperativa demandada es solidariamente responsable.

g.Imposición de costas

1.Las costas de ambas instancias se imponen a los demandados.

2.Sobre el monto de condena (capital e intereses) corresponde fijar los honorarios de primera instancias en los siguientes porcentajes: 18% para el letrado del actor, 14% para los letrados de cada uno de los dos demandados, 8% para el perito contador.

3.Los honorarios de segunda instancia se imponen sobre los de primera, en el 35% para el letrado del actor y en el 25% para los letrados de cada uno de los demandados.

h.Conclusión

corresponde: 1. Condenar a Metrogas S.A. a satisfacer al actor la suma de $5.570,41 con intereses a la tasa activa que cobra el Banco de la Nación Argentina. 2. Extender solidariamente la condena a la Cooperativa de Trabajo Horizonte Limitada. 3. Imponer las costas de ambas instancias a los demandados. 4. Sobre el monto de condena (capital e intereses) fijar los honorarios de primera instancia en los siguientes porcentajes: 18% para el letrado del actor, 14% para los letrados de cada uno de los demandados, 8% para el perito contador. 5. Sobre los honorarios de primera instancia imponer los de segunda, en el 35% para el letrado del actor y en el 25% para los letrados de cada uno de los demandados. 6. Ante la decisión adoptada desestimar las apelaciones por honorarios; 7. Remitir copia de esta sentencia al Ministerio de Trabajo, a la OIT en sus oficinas de Bs. As. Y a los Sitios Web indicados, a sus efectos.

III.- Así voto.

 

EL DOCTOR JUAN CARLOS FERNANDEZ MADRID DIJO:

Que adhiere al voto del Doctor Horacio Héctor de la Fuente.

 

En atención al resultado del presente acuerdo,

EL TRIBUNAL RESUELVE:

I) Confirmar la sentencia apelada.

II) Imponer las costas de alzada a cargo de la parte actora.

III) Regular los honorarios de segunda instancia a los letrados firmantes a fs. 471 y fs. 475 en un 25% y 30% respectivamente sobre lo regulado en la anterior etapa.

Cópiese, regístrese, notifíquese y vuelvan.

CONSULTAS Y COMENTARIOS

Deje su consulta



Esta nota fué publicada para la web Leyes Laborales de la Argentina que es un sitio dirigido por abogados especializados y domiciliados dentro de la jurisdiccion de la Republica Argentina, clasificada como Fallos Laborales. Usted puede seguir las respuestas sobre esta entrada por medio de RSS 2.0 feed. Usted puede dejar una respuesta, o seguirlo desde su propio sitio.